Se celebró la II y III Reunión del Grupo de Trabajo Especializado en Evaluación del Control Interno y de los Riesgos de Corrupción del Sistema Estatal de Fiscalización en Baja California

El 23 de agosto y 06 de septiembre de 2013, en las instalaciones del Centro de Capacitación de Estudios Fiscales y Finanzas Públicas (CENCAFI), de la ciudad de Mexicali, B.C., se celebró la “II y III Reunión del Grupo de Trabajo Especializado en Evaluación del Control Interno y de los Riesgos de Corrupción del Sistema Estatal de Fiscalización (SEF), en Baja California”; Grupo de Trabajo Especializado que tiene la responsabilidad y el compromiso de analizar las normas y mecanismos de evaluación del control interno, que deriven de los trabajos desarrollados y acuerdos adoptados por el Sistema Nacional de Fiscalización (SNF); así como de los programas de evaluación de los riesgos de corrupción (programa anticorrupción), a efecto de impulsar su implementación entre los integrantes del SEF, entre otros.

Acompañado del C.P. Manuel Montenegro Espinoza, Auditor Superior de Fiscalización del Estado de Baja California, y el C.P. Saúl Martínez Carrillo, Subauditor Superior de Fiscalización; quienes forman parte de este Grupo de Trabajo; el Coordinador del Grupo de Trabajo Especializado C.P. Jesús Edgardo Contreras Rodríguez, Contralor General del Estado de Baja California, propuso como orden del día para celebrar la II Reunión del Grupo, el análisis de los temas siguientes: “Modelo de Normas Generales de Control Interno”; “Importancia del uso del Sistema de Evaluación de Control Interno”; y “Sistema Informático SECI”.

Por lo que, comentó que el Control Interno es un proceso diseñado e implementado para proporcionar una seguridad razonable, con respecto al logro eficiente y efectivo de los objetivos y metas institucionales, obtener información confiable y oportuna, y cumplir con el marco jurídico correspondiente.    

Asimismo, se señaló que el software llamado Sistema de Evaluación de Control Interno (SECI), es una  herramienta informática que tiene por objeto apoyar con agilidad, seguridad y transparencia en el proceso de Evaluación de Control Interno, facilitando la integración y el manejo de información gubernamental mediante la utilización de tecnología de información.

De ahí que, en la citada reunión se acordó celebrar por parte del personal de la Contraloría General del Estado de B.C., el curso-taller de capacitación para el uso y manejo del SECI, mismo que fue llevado a cabo con gran éxito el día 02 de septiembre de 2013, y donde los participantes tuvieron la oportunidad de practicar como usuarios y administradores de dicho sistema.

En base a lo antes señalado, durante la III Reunión del Grupo de Trabajo Especializado, se acordó de manera unánime  por  parte   de   sus integrantes,  adoptar   la implementación del SECI, en cada una de las Entidades que representan, siendo estas: el Órgano de Fiscalización Superior del Estado; Tribunal de Justicia Electoral del Poder Judicial del Estado; Universidad Autónoma de Baja California; Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado; Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana del Estado; XX Ayuntamiento de Mexicali; XX Ayuntamiento de Ensenada; y el XX Ayuntamiento de Tecate.

Es de resaltar que este Sistema, es considerado por la Comisión Permanente de Contralores Estados-Federación, como una mejor práctica a nivel nacional, toda vez que propicia entre otros aspectos, una adecuada rendición de cuentas y transparencia en el ejercicio de la gestión pública; así como la aplicación de controles preventivos, mediante la identificación, análisis y prevención de riesgos institucionales.

Por último, el Titular del OFSBC, C.P. Manuel Montenegro Espinoza, resaltó que con las labores desarrolladas y acuerdos emanados del Grupo de Trabajo Especializado en Evaluación del Control Interno y de los Riesgos de Corrupción del SEF, se da cumplimiento a los compromisos derivados del Acuerdo de Coordinación del Sistema Estatal de Fiscalización, el cual establece entre otros aspectos, el fomentar la adopción de mejores prácticas de control, evaluación y fiscalización.